Avd. de Palomares 38, 41100 Coria del Río

La protección ocular en la montaña

La protección ocular en la montaña

La actividad solar genera una radiación ultravioleta (UV) que afecta a los ojos y a nuestra visión, fundamentalmente si estos se exponen durante un corto periodo de tiempo sin la protección de unas gafas de sol de calidad. Desde Óptica San José insistimos en su uso para bloquear la radiación UV a cualquier edad, asegurando la salud de los ojos.

Protección ocular en la montaña
Protección ocular en la montaña

¿Por qué es importante la protección de la visión en la montaña?

En invierno, cuando la asistencia a la montaña con motivo de la nieve y el esquí aumenta considerablemente, hay que proteger aún más nuestros ojos debido a la acción de las superficies reflectantes. La radiación solar aumenta con la altitud y la baja latitud, exponiéndonos de manera crónica a ella. Se estima que la radiación UV se incrementa en un 4% con cada 300 metros de altura. Por lo tanto a grandes alturas siempre debemos utilizar protectores solares para la piel y unas gafas de sol con los filtros adecuados.

Los problemas oculares habituales bajo esta circunstancia son la fotoqueratitis, quemadura provocada por el sol en córnea, o la fotofobia permanente, que puede ocasionar dolor ocular intenso incluso con luz atenuada.

No obstante, dejar tu visión sin protección de forma prolongada puede ser causar una enfermedad ocular más grave. Se ha demostrado que la exposición en pequeñas cantidades a la radiación UV durante muchos años aumenta la probabilidad de desarrollar cataratas y causar daños en la retina. Incluso una exposición duradera a la luz visible de longitud de onda más corta (es decir, azul y violeta claro) también es perjudicial.

En Óptica San José recomendamos el uso de gafas de sol a cualquier edad y siempre en actividades al aire libre. Son vuestro seguro para la salud de vuestros ojos.